jueves, 10 de junio de 2010

La crisis y los burros

Pequeña metáfora para entender un poco mejor lo que está pasando en España por la crisis.

Deudas y burros

Se solicitó a un prestigioso asesor financiero que explicara esta crisis de una forma sencilla, para que la gente de a pie entienda sus causas.

Este fue su relato:
Un señor se dirigió a una aldea donde nunca había estado antes y ofreció a sus habitantes 100 euros por cada burro que le vendieran.

Buena parte de la población le vendió sus animales.

Al día siguiente volvió y ofreció mejor precio, 150 por cada burrito, y otro tanto de la población vendió los suyos.

Y a continuación ofreció 300 euros y el resto de la gente vendió los últimos burros. Al ver que no había más animales, ofreció 500 euros por cada burrito, dando a entender que los compraría a la semana siguiente, y se marchó.

Al día siguiente mandó a su ayudante con los burros que compró a la misma aldea para que ofreciera los burros a 400 euros cada uno.

Ante la posible ganancia a la semana siguiente, todos los aldeanos compraron sus burros a 400 euros, y quien no tenía el dinero lo pidió prestado. De hecho, compraron todos los burros de la comarca.

Como era de esperar, este ayudante desapareció, igual que el señor, y nunca más aparecieron.

Resultado:

La aldea quedó llena de burros y endeudados.

Hasta aquí lo que contó el asesor. Veamos lo que pasó después:

Los que habían pedido prestado, al no vender los burros, no pudieron pagar el préstamo.

Quienes habían prestado dinero se quejaron al ayuntamiento diciendo que si no cobraban, se arruinarían ellos; entonces no podrían seguir prestando y se arruinaría todo el pueblo.

Para que los prestamistas no se arruinaran, el Alcalde, en vez de dar dinero a la gente del pueblo para pagar las deudas, se lo dio a los propios prestamistas. Pero estos, ya cobrada gran parte del dinero, sin embargo,   no perdonaron las deudas a los del pueblo, que siguió igual de endeudado.

El Alcalde dilapidó el presupuesto del Ayuntamiento, el cual quedó también endeudado. Entonces pide dinero a otros ayuntamientos; pero estos le dicen que no pueden ayudarle porque, como está en la ruina, no podrán cobrar después lo que le presten.

El resultado:

Los listos del principio, forrados.

Los prestamistas, con sus ganancias resueltas y un montón de gente a la que seguirán cobrando lo que les prestaron más los intereses, incluso adueñándose de los ya devaluados burros con los que nunca llegarán a cubrir toda la deuda.

Mucha gente arruinada y sin burro para toda la vida.

El Ayuntamiento igualmente arruinado.

Resultado ¿final?:

Para solucionar todo esto y salvar a todo el pueblo, el Ayuntamiento redujo las ayudas y beneficios sociales.

domingo, 6 de junio de 2010

La estafa nigeriana, un nuevo timo en internet

Hace 4 años (en 2006) recibí en mi correo electrónico un email de una “chica” rusa. El correo estaba escrito en inglés y adjuntaba una foto de una chica con apariencia rusa bastante guapa. En el correo, la chica contaba que quería salir de su pequeño pueblo en la Rusia profunda para ir a cualquier otro país donde tuviera más oportunidades. Es increíble que alguien real actúe de esa manera, mandar una foto tuya a alguien que no conoces. Realmente increíble.

En este punto quiero hacer un inciso, cuando me refiero a “la chica” quiero aclarar que bien pudiera ser un hombre chino feo y gordo o cualquier persona. Me referiré a ella como “la chica” para que la historia suene creíble. Buscando en mí buzón de entrada encuentro la cadena de mensajes y veo que se hacía llamar Natasha.

Pues bien en el email aparte de decir que era muy desgraciada porque no tenía oportunidades y que quería ir a cualquier otro país también buscaba un hombre.

El correo había sido mandado desde una dirección de correo un tanto extraña, porque el dominio no era ninguno de los conocidos. Muchos de vosotros hubierais borrado ese correo o simplemente lo habríais ignorado. Por supuesto no penséis que creí su historia. Es más se trababa de una estafa, pero yo estaba seguro oculto tras mi dirección de correo. Ya me llegaba bastante spam al correo así que tampoco iba a pasar nada peor. Comprendí que si no decía nada personal todo estaba a salvo. Respondí a ese mensaje, probablemente con afán de ver hasta donde podía llegar este asunto, y también por escribir un poco en inglés con alguien desconocido. Creo recordar que yo respondí a todos los mensajes que aquella “chica” tan romántica, guapa y simpática me enviaba. En el segundo mensaje me envió 2 fotos suyas. Es increíble la manera de proceder, apenas habiendo intercambiado un email ya mandaba más fotos. Recuerdo que sus contestaciones eran bastantes extensas y tras 2 mensajes ya comenzaba el email, con un “hello my dear” o “hello honey”. Parecía ganarse mi confianza rápidamente, pero yo, por supuesto no me dejaba engatusar por sus amables palabras o sus fotos. Poco a poco iba conduciendo la historia a donde a ella le interesaba. Necesitaba dinero para el vuelo, o el visado, no recuerdo bien, para poder llegar hasta Madrid. Sí, sabía que estaba el “International airport” más cercano era el de Madrid Barajas. Con esa información creo que no comprometía mi seguridad. Creo que me pidió dinero en 2 ocasiones a lo largo de los 7 u 8 mensajes que intercambiamos. En las 2 ocasiones, le dije que no tenía dinero para darle, y aunque no pedía mucho dinero, es seguro que si le daba 1 céntimo de euro, no me lo iba a devolver. De eso se trataba toda esta estafa. En ningún caso le iba a dar los 100$ o 200$ que me pedía, tan solo tenía curiosidad por ver cómo transcurría esta historia. Aunque había sido muy simpático respondiendo todos sus mensajes, viendo que no le daba ese dinero, no contestó al último correo que le mandé en el que le negaba el dinero, aludiendo que era estudiante.

Durante este intercambio de mails, me facilitó “su dirección”, una foto de “su pasaporte”, algunas “fotos suyas” y probablemente más información personal, con el único objetivo de parecer que era alguien de fiar.

Os adjunto pongo aquí el pasaporte que me mandó. Con toda seguridad será un pasaporte falso.



Es posible que haya gente que hubiera enviado el dinero que pedía con la esperanza de encontrar a la “chica” de la foto. Se trata de una estafa, de un timo. Es conocida por el nombre de “estafa nigeriana”.

La estafa típica consiste en que el estafador contacta con su víctima por carta o por email y le dice que ha ganado una herencia de gran valor económico. Aunque si quiere cobrarlo solicita que ingrese una cantidad muy inferior al importe de la herencia. Tan solo hace falta ser un timador y contar una buena historia para que su víctima caiga rendida a sus pies e ingrese el dinero que le solicita. Esta estafa se lleva realizando desde principios del siglo XX, mediante la variante conocida como “El prisionero español o peruano”.

Se está poniendo de moda el Scam baiting en el que se trata de tender trampas, o tan solo hacer perder tiempo al estafador. Yo en su momento sin saberlo me convertí por unos pocos día en un Scam baiter. Aunque muy probablemente sus largas respuestas formaban parte de un mensaje tipo a la que añadía contenido para adaptarlo, y ser más real la conversación.